PRIMEROS PASOS

Son muchos los correos que recibimos pidiéndonos ayuda individual para situaciones que viven familias veganas en comedores escolares de diferentes centros educativos.

Ahora mismo los recursos de los que dispone la asociación FEUMVE no nos permite ayudar uno a uno a estos casos a solucionar su problema. Por otro lado, creemos que el objetivo final de nuestra lucha debe ser, no tanto que en un único centro (el que se queje suficientemente) se oferte menú vegano, sino que esta opción exista de manera general en todos los centros, ayudando así a más gente; casos pasados que se hayan denegado y no nos conozcan, casos actuales y casos futuros que puedan surgir.

Es por ello que pedimos que todas aquellas personas afectadas por esta situación se unan a nuestra lucha y participen de ella activamente haciendo crecer este movimiento social.

De todos modos, os adjuntamos a continuación los primeros pasos principales que todos deberíamos seguir para intentar solucionar estos casos individuales, aunque en muchos casos ni con ellos funciona, y por ello cobra nuevamente más sentido llevar a cabo una lucha general y no particular.

Primer paso:

Hablar con el centro escolar. Dirección, personal de cocina o catering pueden ser algunos de los agentes a los que deberemos solicitar que se respete nuestra petición.

Segundo Paso:

Si un primer contacto directo con el centro no resulta, pasaremos a enviarles un escrito pidiéndoles más formalmente que se respete nuestra opción de un menú vegano. En la red se pueden encontrar diversos modelos. Nosotros os compartimos un ejemplo que debéis modificar a vuestra situación personal, pero que puede servir como base.

Tercer paso:

Si con este documento seguimos sin resolver la situación de manera satisfactoria nos tocará enviar un escrito a la Consejería o Departamento de Educación de nuestra comunidad autónoma, donde expondremos nuestro caso, indicando los pasos previos que hayamos realizado. Este tercer paso es realmente importante, ya que es la única manera de que los responsables de los gobiernos de cada comunidad autónoma puedan darse cuenta de que el problema es real y que se deben tomar medidas oficiales para cambiar esta situación.

Esperamos que estas líneas os hayan podido ayudar. Realmente deseamos que cada una de las familias afectadas pueda solucionar su situación, pero recordar que, si tenéis la suerte de conseguirlo, la realidad es que, con la ley actual, para muchas de las comunidades autónomas es posible que otras familias no lo logren y tengan que seguir sufriendo. Es por ello que os animamos, tengáis el problema o no, este resuelto o no, a que nos apoyéis, haciendo visible nuestra lucha, compartiendo nuestro material, firmando nuestras peticiones, difundiendo nuestra labor y ayudándonos en general.